#InteranualJE

Instalaciones

El Alojamiento

El Colegio Mayor Gregorio Marañón, situado en el centro histórico de Toledo, proporciona residencia de manera prioritaria a los miembros de la UCLM y del resto de universidades españolas. En él conviven profesores e investigadores, Pas, estudiantes de posgrado y de grado, Erasmus, estudiantes de español y personas relacionadas con el mundo de la educación, la cultura y el arte. Situado en la Plaza de Padilla, junto a la Facultad de Humanidades y muy próximo al Palacio del Cardenal Lorenzana, sede del Vicerrectorado de Toledo, y a los antiguos conventos de San Pedro Mártir y de Madre de Dios, donde se encuentra la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales. El edificio, en el cual anteriormente estaba la Escuela de Enfermería y Fisioterapia de Toledo, ha sido rehabilitado en los años 2.002 y 2.007 para su uso como Colegio Mayor.

La Universidad

La Universidad de Castilla-La Mancha comenzó su andadura en el año 1985 aunque formalmente se creó mediante la ley de 30 de junio de 1982, fruto de la autonomía política y del deseo colectivo manifestado por la sociedad castellano-manchega y compartido por el Gobierno Regional. Actualmente la Universidad de Castilla-La Mancha cuenta con cuatro campus: Ciudad Real, donde se encuentra la sede de su rectorado, Albacete, Cuenca y Toledo. Toledo cuenta con un campus universitario dinámico y emprendedor, que preserva toda una tradición histórica y artística determinada por la ubicación de una gran parte de sus instalaciones en una Ciudad Patrimonio de la Humanidad. Con una oferta docente en todas las áreas de conocimiento, el Campus de Toledo actúa como foco de recepción de estudiantes extranjeros y constituye un acicate a la proyección internacional de la Universidad.

Las actividades formativas se desarrollarán en el Palacio Padilla, muy cercano al Colegio Mayor Gregorio Marañón.

El edificio que hoy acoge la Facultad de Humanidades de Toledo surge en el siglo XV como un conjunto de viviendas particulares que fueron cambiando de propietario con el curso de los años. Todas ellas lindaban con la plaza de los Padilla, donde tenía su morada principal la familia en la que vio la luz Juan, uno de los líderes de la revuelta comunera. Muerto él y derrotada su esposa, María Pacheco, el Emperador ordenó derribar la casa y sembrar el solar con sal. En el siglo XVII, las viviendas que quedaban en pie junto a la plazuela de los Padilla se integraron en el Hospital de la Misericordia, un edificio que sería abandonado en 1933 después de tres siglos dedicado a la medicina. Durante la Dictadura, parte del inmueble se derribó para construir casas de funcionarios y parte fue utilizado como cuartel de la Policía Armada, “los grises”.

La Universidad de Castilla-La Mancha adquirió lo que quedaba del antiguo Hospital para convertirlo en la Facultad de Humanidades, que inició su labor docente e investigadora en el curso 1997-98. Las reformas acometidas no transformaron sustancialmente la disposición inicial, que todavía puede rastrearse en los patios, el portal de acceso o la distribución de aulas, laboratorios y despachos.

Colaboraciones en proceso de cierre.

Organizador

Patrocinador

Colaboradores